Operación de várices con microcirugía

Hoy te invitamos a que conozcas todo lo relacionado con la operación de várices con microcirugía.

operacion de varices con microcirugia
Recuerda que las várices, además de ser estéticamente inconvenientes, pueden producir endurecimiento y cierta deformidad en las venas de las piernas, lo cual se traduce a un retorno poco saludable de la sangre en el organismo.
¡Sigue leyendo!

Sobre las várices

Cuando hablamos de venas varicosas, nos referimos a aquellas venas que podemos apreciar por debajo de la piel a simple vista, gracias a que presentan un aspecto hinchado, dilatado y con una coloración azulada o en su defecto rojiza.

Pueden causar calambres y dolores molestos en las piernas de quien las tiene y se producen por una mala circulación de la sangre en el área gracias a muchos factores, como el sedentarismo, la genética y prendas inadecuadas de vestir.

Uno de los tratamientos más efectivos para eliminarlas es precisamente la operación de várices con microcirugía.

La operación de várices con microcirugía, qué es

Ya hemos hablado de forma general de la operación de várices. Hoy hablaremos de la microcirugía. Este tipo  de intervención puede efectuarse siempre y cuando la circulación no tenga una insuficiencia importante a nivel de la ingle, de lo contrario sería totalmente contraproducente llevarla a cabo.

microcirugia de varicesLa operación de várices con microcirugía se realiza bajo los efectos de la anestesia local y suele tardar aproximadamente entre una hora y una hora y media, dependiendo del caso y de la gravedad de las várices.

Procedimiento

El procedimiento es muy sencillo: gracias a la anestesia, se duerme todo el trayecto de la vena a tratar en cuestión y se hacen pequeñas incisiones de 5 milímetros gracias a pequeñas agujas que, una vez dentro de la vena afectada, procederán a extraer la zona dañada.

Los cortes se distribuyen a lo largo de la vena dañada: parte superior, media e inferior.
Siendo así, los cortes estarán distribuidos a lo largo de la pierna: en la zona de la ingle, en la zona inferior de la pierna (en el área de la pantorrilla, por ejemplo) y en el área del tobillo.

Una vez que se realizan las incisiones, el médico introducirá un cable delgado por el primer corte hasta el corte siguiente; dicho cable se extraerá por el corte inferior, extrayendo al mismo tiempo la vena varicosa dañada con el mínimo de esfuerzo.

Lo mejor dela microcirugía es que debido a que se utiliza anestesia local, el paciente puede salir caminando sin ningún inconveniente después del procedimiento y puede retomar el mismo día sus actividades diarias.

Si tienes problemas con las várices y te interesa este tipo de intervención, es recomendable que acudas a un especialista en tu área para que te asesore con respecto al mejor tratamiento a seguir en tu caso.

Recuerda que se trata de tu salud, por lo que es de vital importancia que acudas a un centro  médico con personal calificado y profesional que cuente además con instalaciones de calidad y debidamente regulado por las instituciones sanitarias de cada país.

¡Es tu salud!