Cómo prevenir las várices en las piernas

El principal factor de riesgo para las várices es el hereditario, si en tu familia existen antecedentes de personas con venas varicosas o problemas circulatorios es importante conocer las causas adicionales que ponen en riesgo la salud de tus piernas para evitarlas y así evitar también la aparición de várices, además debes conocer los factores que disminuyen la incidencia de la enfermedad. Prevenir las várices es una tarea sencilla, no esperes a tener que someterte a una cirugía.

Algunas causas que favorecen la aparición de várices.

El sobrepeso: las personas con exceso de peso son más propensas a padecer de várices, entre otras muchas enfermedades vasculares.

Prevenir las várices es sencilloUna vida sedentaria: la ausencia de actividad física afecta  a la salud en muchos aspectos, uno de ellos es la propensión a padecer lesiones vasculares como las várices.

El calzado y las prendas ajustadas: estos son, también, factores que favorecen la aparición de várices, usar tacones demasiado altos o zapatos demasiado planos dificulta la circulación sanguínea.

Mantener la misma postura afecta negativamente la circulación, en especial estar mucho tiempo de pie o sentado en una silla.

¿Qué podemos hacer para prevenir las várices en las piernas?

Prevenir las várices no es complicado, la mejor manera de hacerlo es mantenerse activo, el ejercicio aeróbico, además de mantener nuestro peso estable, acondiciona el sistema circulatorio, ejercicios enfocados en las piernas como correr, el spinning, la caminata, o el ciclismo disminuyen la incidencia de várices.

Usar un calzado adecuado también ayudará a mantener nuestras piernas sanas y mejorar  nuestra calidad de vida, el mejor calzado es aquel que consideres cómodo. Si tras usar unas botas o unas zapatillas sientes dolor, las piernas pesadas o inflamadas, o un excesivo cansancio que no se deba a actividades que hayas realizado, quiere decir que no estás usando el calzado ideal.

Los tacones producen váricesSi trabajas de pie o tras un escritorio intenta tomar un descanso para caminar o estirarte, al menos una vez cada hora, esto mantendrá tus piernas sanas. Un consejo adicional muy útil es el de poner las piernas en alto cuando sea posible, esto mejora increíblemente la circulación de la sangre hacia tus extremidades inferiores, puedes usar almohadas bajo las piernas al dormir o comprar un banco y ponerlo enfrente del sillón, hay muchas formas ingeniosas de hacerlo.